martes, 15 de junio de 2010

AULA MULTISENSORIAL DE EDUKANDO


Durante la primera infancia, el sistema nervioso de los niños ha de procesar constantes estímulos sensoriales de todo tipo, y esto no es una labor fácil. Este proceso de asimilación de los estímulos se conoce como integración sensorial y tiene lugar de manera natural en la mayoría de los niños.


Pero hay niños que por distintos motivos tienen alterada esta capacidad de procesamiento sensorial. Esta dificultad que tienen muchos niños afecta a su capacidad para aprender su comportamiento, la manera de moverse y de relacionarse y afecta también a los sentimientos hacia ellos mismos.

Tal y como manifiesta Barbara Viader, para entender un poco mejor lo que sienten los niños que tienen una dificultad para procesar estímulos sensoriales no hay más que hacer el siguiente ejercicio:


"Relajaros e intentad imaginar lo siguiente:


Encender la radio y no sintonicéis ninguna emisora; mantenedla en un sonido estático y subir el volumen.


- Pedir a alguien que encienda y apague las luces cuando quiera.


- Sentaros en una silla rota (que tenga una pata más corta que la otra) y apoyaros en una mesa que también baile.


-Ahora poneros un jersey apretado y áspero, poneros también unos calcetines al revés y unos zapatos un número más pequeño.


-LLenad un plato con queso rallado, abrid una lata de sardinas y poned la comida del gato encima de la mesa.


-Con todo esto en juego, o sólo con un par, coged un libro, abridlo e intentad aprender alguna cosa.....


- Intentad mantener la calma, no os pongáis nerviosos y prestad atención a alguna persona que os intente explicar alguna cosa..."


Con este ejemplo la autora intenta explicarnos qué es lo que pueden sentir los niños que tienen dificultades para procesar estímulos sensoriales. Para ellos, pueden haber ciertos estímulos que les dificulten el aprendizaje o la adquisición de habilidades como el lenguaje, sociales, motrices, etc.

Nuestra aula multisensorial está creada para niños con necesidades educativas especiales de 0 a 6 años. El aula constituye un espacio en el que se trabajan los sentidos como requisitos necesarios para percibir e integrar el mundo que nos rodea.

El objetivo es dotar a los niños de un entorno estimulante y relajante que mejore su calidad de vida. Es un gran apoyo a la actividad terapeútica y el aula constituye un espacio polivalente, dinámico e interactivo, lleno de reucrsos de última tecnología para facilitar la maduración del niñ@.

Para saber más visita http://www.balear-educacio.com/.







No hay comentarios:

Publicar un comentario