martes, 10 de abril de 2012

TRASTORNOS DEL LENGUAJE ESCRITO. DISLEXIA, DISGRAFIA. INTERVENCIÓN

Trastornos del lenguaje escrito

Los trastornos del lenguaje escrito son los trastornos que más afectan a la población escolar y que son responsables en gran parte del fracaso escolar. A continuación os presentamos una breve descripción de la dislexia y la disgrafía y que características debería tener un buen programa de intervención en lectoescritura.

  • Dislexia. Dificultad en el aprendizaje de la lectura, la escritura o el cálculo, frecuentemente asociada con trastornos de la coordinación motora y la atención, pero no de la inteligencia. Para M. Thomson es "una grave dificultad con la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional". Es un problema de índole cognitivo, que afecta al 20% de los escolares, e incide principalmente en el paso de la codificación visual a verbal, la memoria a corto plazo, la percepción del orden y la secuenciación. Según la ruta utilizada por la persona dislexica para la lectura, se puede distinguir la dislexia visual y la fonológica.
  • Disgrafía. Dificultad para controlar los movimientos de la mano al escribir, produciendo texto poco legibles y desordenados. El disgráfico presenta rigidez en la mano y en su postura al escribir, no pudiendo escribir de forma rápida, ni es aconsejable forzarlo a ello.
Los programas  utilizados en el aprendizaje o intervención de la lectoescritura deberían:
  1. Presentar actividades y ejercicios para cada una de las fases del proceso de lectoescritura, aumentando de forma gradual la dificultad de los contenidos.
  2. Adaptación del contenido que permita la personalización de la sesión de trabajo ofreciendo un vocabulario, frases y textos abiertos.
  3. Seleccionar la tipografía de letra para adaptarla al usuario.
  4. Disponer ejercicios que permitan trabajar la comprensión lectora, la cual debería de ser tanto literal como inferencial.
  5. Desarrollar la velocidad lectora aportando ayudas y control de la misma.
  6. Bases de datos que guarden los resultados de las actividades y las informaciones relativas a los pacientes, de modo que permitan realizar el seguimiento y evaluación del mismo.

Ruta fonológica

Cuando está dañada la ruta fonológica (Dislexia fonológica), el sujeto utiliza la ruta visual para la lectura, por lo que lee con facilidad todas las palabras familiares pero le resulta difícil la lectura de palabras desconocidas y pseudopalabras. Si deseamos intervenir sobre la ruta fonológica deberemos seguir dos objetivos: aumentar la conciencia fonológica; tanto oral como escrita; y mejorar la automatización de la mecánica lectora. En los disléxicos fonológicos es necesario analizar que proceso esta afectado: análisis grafémico (letra-grafema), asignación de fonema (grafema-fonema), combinación de fonemas (fonemas-pronunciación).

Ruta Visual

Cuando la ruta visual está dañada (Dislexia superficial), el sujeto utiliza la ruta fonológica para la lectura de palabras y frases, por ello, lee las palabras regulares, sean o no familiares, e incluso pseudopalabras, pero es incapaz de leer las palabras irregulares que no se ajustan a las leyes de conversión grafema-fonema.

Ruta cognitiva

En este momento los programas basados en la ruta cognitiva, que sigue los postulados del cognitivismo en el sentido de que el sujeto accede a la lectoescritura de diferentes modos en función de sus conocimientos previos, de modo que utilizará ambas vías fonológica y visual de forma individual o bien de forma coordinada y complementaria, atendiendo a sus conocimientos ya establecidos.
Articulo sacado de Recursos Tecnológicos en Logopedia de la Universidad de Valencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario